Las tendencias que transformarán el sector del automóvil

Dec 28, 20214 minutos

Elena González Teijón

Head of Marketing & Communications

Tendencias del sector del automóvil

Si ponemos la vista en el futuro, se espera que el mercado de la automoción cambie drásticamente para 2030 debido a la necesidad de modelos de movilidad más sostenibles y el impacto de las nuevas tecnologías.

Por supuesto, todo ello marcado por una reorientación del modelo de negocio centrado en la producción y venta, hacia los servicios y la experiencia del usuario en los diferentes puntos del ciclo de vida del vehículo.

El coche del futuro será:

Conectado

Innovaciones asociadas al 5G y servicios en la nube hacen posible que el coche del futuro, ya sea una realidad del presente. Cada vez son más los vehículos vendidos con esta tecnología incorporada, que permite desde conectar servicios externos como parkings o peajes, hasta realizar llamadas telefónicas o analizar los movimientos y estado del coche.

Así, el conductor puede interactuar mejor con el entorno y realizar una conducción más eficaz y segura para pasajeros y transeúntes. Estudios de McKinsey demuestran que la mayor parte de los consumidores prefiere adquirir vehículos conectados de cara a aumentar la seguridad, emplear aplicaciones de geolocalización, o conectar servicios externos.

Vehículo conectado

Eléctrico

Los grandes fabricantes al rededor del mundo tienen su foco puesto en el vehículo eléctrico, presentando constantemente novedades al respecto. Esta señal demuestra que el mercado se está electrificando.

Pero la discusión sobre qué tecnología tendrá éxito, no está 100% cerrada. En el debate entran en juego opciones con menor penetración, como:

  • Pilas de combustible: emplean combustibles sintéticos como el hidrógeno para almacenar y producir energía. Cada vez más países europeos investigan la creación de estaciones de servicio de hidrógeno, liderando Alemania la implantación de esta tecnología. Sin embargo, su viabilidad en vehículos de menor tamaño, es aún muy cuestionable.
  • Cables en altura: experimentos como el proyecto eHighway de Siemens o la primera autovía eléctrica de Alemania, testean la viabilidad de implementar este tipo de infraestructuras.

En la actualidad, vivimos una carrera por encontrar la mejor relación entre kilometraje y costes, pero la venta continúa centrada en gasolina y diésel.

Autónomo

Llevamos años escuchando hablar del coche autónomo y los cambios que viviremos gracias a él, pero es una tecnología que aún estamos lejos de experimentar en nuestro día a día. No obstante, está viviendo un constante desarrollo y numerosas marcas dan pasos en esta dirección, lanzando actualmente al mercado vehículos con ciertos niveles de conducción autónoma, como control de crucero adaptativo o sistemas de aparcamiento automático.

Pero alcanzar un nivel 3, en el que el vehículo toma el control, es otra cosa. En este nivel el vehículo, replica acciones del conductor y analiza el entorno para tomar decisiones. Para que estos vehículos entren en circulación también será necesario desarrollar la regulación. Francia se encuentra en el camino que desbloqueará el uso de esta tecnología, permitiendo el uso en la vía pública de un vehículo autónomo de nivel 4 de la empresa EasyMile.

Coche Autónomo

Compartido

Según el informe Eascy: las cinco dimensiones que transformarán el sector de la Automoción emitido por PWC, el 35% de los kilómetros recorridos en Europa se realizarán en transporte compartido. Esta tendencia destacará en China, donde se espera que aumente hasta un 46%.

Empleando una red de vehículos compartidos, se aprovecha al máximo su uso. En ciudades altamente pobladas en las que los habitantes se mueven de forma multimodal, el coche compartido ha demostrado una utilidad muy superior a la del vehículo en propiedad.

Pero para que la penetración del car-sharing aumente, será necesario hacer frente a ciertos retos. El proveedor de los vehículos deberá garantizar la calidad de las operaciones y el servicio ofrecido, garantizando que los usuarios tienen disponibles vehículos en el momento en el que lo necesiten. Para ello será imprescindible analizar mediante big data localización y patrones de tránsito de los usuarios.

Actualizado

La incorporación al vehículo de nuevas tecnologías dependientes de software, requiere una mayor frecuencia de upgrades. Se espera que los fabricantes tiendan a reducir los ciclos de actualización de modelos desde unos 5-8 años, actualizándolos anualmente a nivel hardware y software.

La llegada de las actualizaciones inalámbricas es garantía de un mejor servicio para un cliente que podrá disfrutar de un software más reciente y con funciones actualizadas. A través de dichas actualizaciones, se puede conseguir desde gestionar su autonomía, hasta mejorar la seguridad del vehículo.

Gracias a las actualizaciones OTA (Over The Air), el usuario evitará pasar por el taller para disfrutar de todo el potencial de su vehículo.

Todos estos cambios, implican que aquellos agentes que deseen sobrevivir en este ecosistema, necesitarán pasar por una profunda transformación que afectará no sólo a su producto, sino también a su modelo de negocio.