El papel de los SIG en la movilidad conectada

Sep 13, 20217 minutos

Elena González Teijón

Head of Marketing & Communications

ciudad conectada

Si una imagen vale más que mil palabras, un mapa vale más que mil imágenes. Un mapa cuenta historias, describe lugares, protege vidas, revela patrones, presenta narraciones, recapitula hechos.

Los mapas y los datos conforman las bases de la tecnología SIG (Sistema de Posicionamiento Global). Está diseñada para ver y manipular información topográfica, asociando datos a una referencia espacial para ubicar dicha información en un mapa. Estos sistemas, permiten organizar, almacenar y analizar grandes cantidades de datos vinculados a una referencia espacial, permitiéndonos comprender prácticamente cualquier realidad de nuestro mundo.

El SIG revela significados y perspectivas a través de datos. Ha cambiado la forma en que las personas interactúan con la información geográfica. Permite combinar información de fuentes independientes y adaptarla a una actividad específicas para:

  • Determinar relaciones.
  • Comprender ubicaciones y eventos.
  • Detectar y cuantificar patrones.
  • Realizar predicciones.
  • Identificar las mejores ubicaciones y rutas.

Hay tres grandes tendencias que han originado el despegue de esta tecnología:

  • Una mayor cantidad de datos geoespaciales de sensores remotos y satélites más precisos.
  • Avances de la IA como el machine learning.
  • El aumento exponencial de la capacidad computacional.

El potencial de la unión de SIG y el Internet de las Cosas

Implementando SIG en la nube e integrándolo con información en tiempo real a través del IoT, esta tecnología puede tener impacto en cualquier ámbito del entorno humano. Proporciona una plataforma que facilita la comprensión de lo que pasa a nivel local, regional y global.

Los datos geográficos tienen cada vez mayor cabida en el mundo empresarial. En la actualidad, la tecnología SIG juega un papel muy importante en los servicios basados en la localización, gracias a la mayor penetración del GPS implantado en dispositivos móviles y SaaS.

Su evolución y la convergencia con otras innovaciones permiten desarrollar cada vez más usos asociados a los sistemas de posicionamiento global. La unión de la tecnología SIG y el IoT, permite a los usuarios procesar, visualizar y analizar datos en tiempo real. Así, es posible reflejar la información en mapas y cuadros de mando, identificando patrones temporales y obteniendo insights basados en la ubicación.

El análisis espacial permite resolver problemas complejos aportando una nueva perspectiva en la toma de decisiones para:

Detectar y cuantificar patrones

Analizando tendencias espaciotemporales de colisiones de automóvil, es posible realizar estadísticas en base a la hora del día y las condiciones de la calzada para identificar puntos peligrosos en las rutas.

Realizar predicciones

A través de análisis estadísticos podemos identificar patrones y vincular eventos aparentemente desconectados.

Hallar las mejores ubicaciones y rutas

Empleando story maps es posible analizar los diferentes niveles de tráfico y condiciones de la conducción para evaluar sus circunstancias en diferentes momentos. Al automatizar la obtención de cartografía vía satélite, es posible analizar el estado real de las carreteras y enviar a un dispositivo móvil la mejor ruta para cada trayecto.

Supervisar activos en tiempo real

Rastreando los movimientos de los activos de una compañía, es posible conocer en tiempo real su localización, rastreando sus movimientos y obteniendo los principales indicadores asociados a su movilidad.

¿Cómo impacta la tecnología SIG en las decisiones de negocio?

Los miles de millones de dispositivos que están conectados a internet favorecen la intersección entre IoT y SIG, creando una capa de información con numerosas ventajas que es posible trasladar al usuario mediante aplicaciones. Dichas apps se construyen alrededor de flujos de trabajo concretos que guían al usuario a través de tareas específicas.

Así, una interfaz que cuente con tecnología SIG y IoT permite interactuar y obtener infinita información en tiempo real para monitorizar y administrar operaciones. Añadir a dicha información una capa de imagen mejora la comprensión. Las imágenes tienen numerosos usos y ofrecen perspectivas nuevas sobre los problemas a abordar. 

SIG nos otorga interoperabilidad, dándonos la capacidad de interactuar con los datos y desplazarnos en un mapa con diferentes capas que se activan o desactivan en función de nuestro objetivo.

Da un nivel adicional de inteligencia que facilita la toma de decisión gracias a la combinación de funciones de visualización y representación cartográfica con herramientas de análisis y modelado.

Pero la utilidad de los datos en tiempo real en los SIG es más profunda. Cada día, sensores y dispositivos generan elevadas cantidades de información: dispositivos GPS en vehículos, objetos y personas, sensores de monitorización del tráfico y velocidad en autovías… conectados a internet.

Los cuadros de mandos en tiempo real transforman el modo de utilizar la información en una situación específica, proporcionando vistas de las operaciones diarias de las organizaciones, por lo que los decisores tienen información relevante en tiempo real para impulsar sus operaciones y estrategias. Un cuadro de mandos asociado a información cartográfica es capaz de responder preguntas como: ¿Dónde están mis activos ahora mismo? ¿Cómo puedo mejorar la productividad de éstos? ¿Puedo mejorar la seguridad de mi flota?

Por lo tanto, los SIG podrían desempeñar un papel crucial a nivel global en general y en las organizaciones en particular, al permitir crear, organizar y compartir información geográfica en forma de mapas y cuadros de mando.

El análisis espacial está cambiando la forma de ver el mundo; en prácticamente toda disciplina o industria, la metodología de análisis ha evolucionado. Así, se revela información hasta ahora oculta entre los datos, permitiendo entender las tendencias y anticipar el futuro.

Los mapas cuentan historias. ¿Qué tipo de historias quieres ver?

TExto actualizado