Beneficios del big data en la movilidad

Sep 16, 20216 minutos

Elena González Teijón

Head of Marketing & Communications

Big data

La aplicación de big data ha adelantado exponencialmente la evolución de la tecnología, y con ella, también han evolucionado numerosos productos y servicios asociados a todo tipo de mercados.

Gracias a la inteligencia artificial, los ordenadores tienen la capacidad de emular la lógica y el razonamiento humano para resolver problemas complejos, aprendiendo de los procesos pasados para diseñar soluciones nuevas, imitando el aprendizaje humano y la adquisición de experiencia. Sin embargo, un ordenador dotado de IA puede realizar este proceso mucho más rápido y procesando mucha más información que el cerebro humano. El machine learning es la rama de la IA que se centra en el aprendizaje iterativo basado en el uso de data y algoritmos para proporcionar respuestas cada vez más precisas.

¿Cómo desafían la IA y big data a la movilidad?

Cada día surgen nuevas formas en que el uso de dichas tecnologías contribuyen a revolucionar la movilidad. Algunos ejemplos son:

Implementación de modelos de negocio "as a service"

Los modelos “as a service” dotan de una mayor agilidad y eficiencia a través de la escalabilidad y el pago por uso. Un ejemplo es Mobility as a Service (MaaS), que permite a los usuarios planificar viajes: un viajero puede reservar, pagar o gestionar trayectos rápidamente desde sus dispositivos. Al mejorar con inteligencia artificial los sistemas MaaS, se proporcionan aún más beneficios, como optimizar, coordinar y monitorizar flotas ofreciendo nuevas funciones al usuario final. 

Gestión y planificación del tráfico

Los atascos son un problema afrontado por cualquier conductor. Gracias a la ubicación de cámaras y sensores de tráfico se permite enviar información a sistemas de análisis de big data y IA en la nube, que identifican patrones y predicen aglomeraciones a través de soluciones de smart routing.

Ayuda al mantenimiento

La IA puede predecir averías antes de que se produzcan, por lo que nos permiten identificar el mejor momento para llevar un vehículo al taller, reduciendo hasta un 40% los costes según McKinsey.

Monitorización y ayuda al conductor

La tecnología basada en IA analiza signos de alerta entre las variables biométricas del conductor y sus emociones para lanzar avisos de seguridad o hacer recomendaciones de conducción a través de un asistente de voz.

movilidad conectada

Pero… ¿en qué contribuye a hacer más eficiente a la movilidad corporativa?

Las tecnologías cloud basadas en movilidad permiten desbloquear el potencial del dato y abrir nuevas fronteras asociadas a la inteligencia de negocio.  

El camino de la movilidad está intrínsecamente ligado a la propia digitalización de los usuarios de la información. A medida que éstos demandan más servicios conectados, se genera un mayor numero de datos que permite obtener inputs de valor para todo el ecosistema, creando información relevante que los gestores pueden emplear para innovar y trabajar de forma más eficaz. Así, según Arval, el 85% de las grandes compañías españolas ya cuentan con dispositivos telemáticos en sus flotas.

No hay más que pensar en el impacto de la movilidad en el día a día. Cuando nos trasladamos de un punto A a un punto B, se generan grandes cantidades de información: tipo de transporte, ruta, velocidad, consumos, contaminación, interacciones con otros vehículos, etc.

¿Y si en vez de tratarse de un único desplazamiento, hablásemos de los movimientos de una flota completa? Sabiendo horarios, tipología de conducción, rutas más frecuentes, o tipo y uso del vehículo, un sistema que aplique big data podría revolucionar la forma de gestionar dicha flota al:

-       Proponer rutas más eficientes.

-       Identificar patrones de conducción erróneos.

-       Notificar problemas del vehículo.

-       Proponer ajustes en el tamaño de la flota.

-       Crear informes en tiempo real.

-       Conectar al conductor o gestor con servicios relacionados relevantes.

 

Y estos son sólo algunos ejemplos, el potencial no tiene limites. 

Sin embargo, la ingente cantidad de información generada hace inviable su gestión por un sistema convencional. La aplicación de big data junto con técnicas de machine learning, permite identificar patrones y construir información para proporcionar soluciones en tiempo real que suplan la interacción humana. 

Así, los vehículos conectados se preparan para dominar el panorama de la movilidad del futuro. La forma en que las personas y los bienes se transportan está cambiando drásticamente, y cada vez son más las organizaciones que se suman a este cambio empleando estas tecnologías para identificar, predecir, y resolver los nuevos desafíos a los que se enfrentan.